Esta campaña, diseñada por el Ayuntamiento de Nívar, en colaboración con el Colegio Cristo de la Salud y el apoyo de la Delegación de Igualdad de la Diputación de Granada, apela a la responsabilidad de las personas adultas en la transmisión diaria de la igualdad a las generaciones más jóvenes en todos los ámbitos de su vida.

Está protagonizada por niños y niñas que nos recuerdan que sus actitudes, sus valores, su visión de la vida… son fruto de un aprendizaje.

Los valores basados en la igualdad no nacen naturalmente, la igualdad se aprende, como se aprenden otros valores, actitudes o modos de comportarse en la sociedad, y en consecuencia, todos los agentes de socialización como la familia, la escuela, las amistades, los medios de comunicación, la publicidad, tienen una gran responsabilidad en enseñar igualdad y en mostrar modelos igualitarios.